Calle 4° Av. Col. Evolución, C.P. 57700, Cd. Nezahualcóyotl, Estado de México. codipacsneza@gmail.com Tel. 57-97-61-32

Carta a las Familias | Febrero – Marzo 2018

 Descargar PDF

« CONCÉDENOS, SEÑOR, EL PERDÓN Y HAZNOS PASAR DEL PECADO A LA GRACIA Y DE LA MUERTE A LA VIDA”»

 

Saludo a todas las familias con especial cariño, deseando que la paz, la alegría y el amor de Jesús reinen en cada uno de sus hogares.

Queridos hermanos, la Cuaresma es el tiempo propicio para que a la luz del Espíritu Suanto hagamos un profundo examen de conciencia y nos reconozcamos pecadores.

El tiempo de la cuaresma es un tiempo especial de gracia para realizar un verdadero camino de conversión, redescubrir el don de la Palabra de Dios, ser purificados del pecado que nos ciega, cambiar radicalmente el estilo de nuestras vidas y servir a Cristo presente en los hermanos.

En este tiempo especial de gracia, se nos invita a tomar consciencia de la realidad de nuestro pecado personal, en la no realización del proyecto de Dios, en el encerrarse egoísta de nosotros mismos rechazando a Dios, sabiendo que el pecado es toda falta contra la razón, la verdad, la conciencia recta, faltando al verdadero amor a Dios y al prójimo.

Les exhorto para que todos hagamos experiencias de conversión, que se expresa en forma de metanoía (Mc 1.14), como conversión radical a Dios Padre de Jesucristo.

La conversión hay que vivirla como verdadera reconciliación con Dios, y en el descubrimiento fascinante de Dios, experimentando la ternura de su perdón.

Todos necesitamos reconciliación con nosotros mismos, necesitamos paz interior, y aceptar de manera serena y humilde los propios límites, reconciliarnos con nuestro pasado y nuestras sombras.

Por eso la reconciliación con el prójimo, expresa y testimonia la paz interior que se ha alcanzado.

La conversión siempre es posible, sólo con el influjo de la gracia, ya que la libertad y la gracia que nos vienen donadas de Dios en Cristo nos da la posibilidad y nos hace capaces de seguir sus huellas, de convertirnos.

Convertirse es acoger agradecidos el don de la fe y hacerlo operativo por la caridad Animo a todos los fieles a que manifiesten también esta renovación espiritual participando en las actividades de Cuaresma que preparen en su parroquia.

También les invito para que realicen en las parroquias y particularmente en todos los sectores la Semana de la Familia del 5 al 9 de marzo reflexionando sobre “La Familia, una Buena Noticia para el mundo”.

Con mi oración, bendición y cariño.

 

 

Mons. Héctor Luis Morales Sánchez.
Obispo de la Diócesis de Nezahualcóyotl

Escribe tu comentario

comentarios

Facebook