Fragmento de la Homilia de Mons. Héctor Luis Morales Sánchez en las Exequías del P. Germán Cotija.

La gracia de Dios y su misericordia se manifiesta en la misión que tenemos en esta vida, la experiencia de acompañar al otro en los momentos de angustia y de aflicción. Así el padre Germán en su momento desde donde estaba fue nuestro compañero de caminó, se sentaba a escucharnos en la confesión o en la guía espiritual o solo para un concejo era ahí en ese momento Jesús quien se sentaba a escucharnos y nos tendía la mano en nuestras caídas. En este momento de nuestras vidas no necesitamos jueces sino compañeros de vida. Hagamos caminó con el que está a nuestro lado con amor, solidaridad y Caridad, más no de indiferencia y desesperanza. “El señor ha sido misericordioso conmigo”

Escribe tu comentario

comentarios