Calle 4° Av. Col. Evolución, C.P. 57700, Cd. Nezahualcóyotl, Estado de México. codipacsneza@gmail.com Tel. 57-97-61-32

Señoras de la Acción Católica, gracias y ánimo

Por Tomas Pichardo / Diócesis de Nezahualcóyotl

El celo apostólico de las Señoras de la Unión Femenina Católica Mexicana forma parte de los cimientos de la vitalidad de nuestra Diócesis de Nezahualcóyotl. Muchas mujeres adultas que en su adolescencia y juventud formaron parte de la Acción Católica de las jóvenes recuerdan con admiración y cariño, como las señoras de la UFCM a la par que iban hasta lugares lejanos a visitar sus comités parroquiales, buscaban siempre apoyar el nacimiento y crecimiento de las ramas juveniles de su organización. Fue así como la UFCM y JCFM florecieron en toda la diócesis, que entonces abarcaba lo que coloquialmente se le llamaba la zona volcanes y que actualmente es la Diócesis de Valle de Chalco.
Simplemente con esta referencia es de hacer notar la generosidad que estas mujeres tenían, al ofrendar su tiempo y recursos, para colaborar en la tarea evangelizadora de Iglesia particular y por supuesto de su movimiento.

En la mente de muchos laicos y sacerdotes está la imagen de unas señoras que ayudan en la parroquia cuando ponen puestos de antojitos, para apoyar en la economía de las parroquias. Y claro que esto lo hacen muy bien, pero estas señoras, por años y años colaboraron en la catequesis. Lo hicieron tan bien que, no pocos sacerdotes les tuvieron como sus primeras formadoras en la fe. Tan importante ha sido el aporte de la UFCM, que de la Diócesis de Nezahualcóyotl surgió una presidenta nacional de dicha organización, Consuelo Fuentes. Y actualmente siguen adelante con varias iniciativas de apostolado. La más novedosa es un curso de desarrollo humano que han impartido a casi 200 mujeres, actuando como lo ha pedido nuestro Obispo: servir primero a la Iglesia sin buscar ante todo "llevar agua al molino" de su agrupación. Además el aporte de la revista mensual, “Acción Femenina”, cuyos contenidos son tan actuales como respuesta a la vocación de un movimiento eclesial tan activo como en sus  inicios: Acción Católica.

Escribe tu comentario

comentarios

Facebook